BLOG

¿EXISTE RELACIÓN ENTRE ASMA Y OBESIDAD?
relacion-asma-y-obesidad
31-10-2017

El asma es una enfermedad crónica del sistema respiratorio que provoca que las vías respiratorias se hinchen y se estrechen, causando dificultad en la respiración, tos, opresión en el pecho y sibilancias entre otros síntomas. Aunque las causas exactas del asma se desconocen, hay identificados numerosos estímulos desencadenantes endógenos (genéticos) y exógenos (contaminación, ejercicio, dieta, etc.). Asimismo, cada vez hay más información entorno a su comorbilidad, la cual en ciertos casos por su frecuencia y particularidad, se podría sugerir como un fenotipo diferenciado. En ese sentido es conveniente hablar del fenotipo asma-obesidad, una correlación cada vez más común y que debemos tener bien presente.

 

Actualmente la obesidad y el asma representan dos problemas de salud mundial, siendo dos de los trastornos crónicos más frecuentes. El hecho que sus prevalencias hayan aumentado de manera notable en las últimas décadas, ha llevado a plantear que ambas entidades pudiesen estar relacionadas. Si consideramos la existencia de estudios que demuestran que la obesidad precede y predice el desarrollo del asma, que a mayor grado de obesidad aumenta la gravedad del asma, que la pérdida de peso mejora los síntomas del asma y que la obesidad coexiste con fenotipos temporales de asma, podemos finalmente considerar que la relación entre obesidad y asma pudiese ser causal.

 

A día de hoy, los mecanismos implicados en la asociación entre asma y obesidad aún se están estudiando. Ejemplo de ello es que aún no está claro si la aparición del asma precede al incremento del Índice de Masa Corporal (IMC) o viceversa. Se han identificado factores moduladores comunes entre ambas entidades: aspectos genéticos, desencadenantes conductuales (actividad física y dieta) o comorbilidades tales como reflujo gastroesofágico, apnea del sueño, alteraciones metabólicas o la depresión. En ese sentido, hace tiempo que se estudia la relación IMC – ASMA, llegando en muchos casos a la conclusión que una alimentación sana y variada demuestra una disminución del desarrollo del asma.

 

Teniendo en cuenta que no hay cura para el asma y que el objetivo principal del tratamiento es lograr y mantener el control de la enfermedad, todo indica que un fenotipo asma-obesidad pudiera tener un impacto clínico negativo a la hora de controlar la sintomatología. Efectivamente, en diferentes estudios se confirma una mayor severidad de las manifestaciones y de su curso evolutivo; además, se reporta una disminución de la calidad de vida y un mayor consumo de fármacos.

 

La respuesta al tratamiento es otro apartado a considerar. Los obesos asmáticos presentan una clara diferencia en la respuesta terapéutica y un mayor riesgo de ser hospitalizados. Afortunadamente los clínicos disponen de diversas alternativas terapéuticas para tratar el asma, siendo los corticosteroides (inhalados y orales) , agonistas adrenérgicos β2 (de acción corta y prolongada) y los modificadores de los leucotrienos, los fármacos más comunes en la práctica clínica. Por otro lado, los efectos de una reducción de peso, tanto quirúrgico como no quirúrgico, son beneficiosos para la evolución de la patología asmática. Se ha demostrado incluso que pérdidas modestas de peso de entre el 5-10% pueden mejorar el control del asma, objetivándose una mejoría de la función pulmonar, de los síntomas, de la calidad de vida y una menor necesidad de fármacos para su control.

 

Por último, es importante resaltar este ejemplo como modelo en el cual la colaboración activa del paciente con el médico y con la patología (empoderamiento progresivo del paciente) es vital para el cambio del curso de la enfermedad y su control. Por eso, una vida saludable y evitar factores desencadenantes será determinante para el control de la enfermedad.

 

 

 

 

BIBLIOGRAFÍA

Sivapalan P, Diamant Z, Ulrik CS. Obesity and asthma: current knowledge and future needs. Curr Opin Pulm Med. 2015 Jan;21(1):80-5.

Enfermedades respiratorias crónicas. Asma.Organización Mundial de la Salud. Disponible en: http://www.who.int/respiratory/asthma/es/

Temas de Salud. Obesidad. Organización Mundial de la Salud. Disponible en: http://www.who.int/topics/obesity/es/

Mohanan S, Tapp H, McWilliams A, Dulin M. Obesity and asthma: Pathophysiology and implications for diagnosis and management in primary care. Exp Biol Med (Maywood). 2014 Nov; 239(11): 1531–1540.

José A Castro-Rodríguez. Relación entre obesidad y asma. Arch Bronconeumol 2007;43:171-5 - Vol. 43 Núm.3 DOI: 10.1157/13099535

Stanley AH, Demissie K, Rhoads GG. Asthma development with obesity exposure: observations from the cohort of the National Health and Nutrition Evaluation Survey Epidemiologic Follow-up Study (NHEFS). J Asthma. 2005 Mar;42(2):97-9.

Hallit S, Raherison C, Abou Abdallah R, Hallit R, Salameh P. Correlation of types of food and asthma diagnosis in childhood: A case-control study. J Asthma. 2017 Sep 19:1-9. doi: 10.1080/02770903.2017.1379535.

NEWSLETTER
INSCRÍBETE A LA NEWSLETTER
BLOG
Se calcula que el asma afecta aproximadamente a 100-150 millones de personas en el mundo y aproximadamente 1 de cada 10 niños en edad ......
17-09-2018
Este mes de marzo os traemos nuevas incorporaciones a ASMANET. En esta ocasión hemos añadido a nuestro buscador: 4 páginas ......
12-03-2018
Con el inicio del nuevo año, desde Asmanet nos gustaría recordar las últimas incorporaciones del año 2017 a nuestra ......
08-01-2018
En la era tecnológica en la que vivimos, el uso de las redes sociales está en constante auge. Es tal su crecimiento que, a día ......
21-12-2017
 
 
 
 

Sitio Web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y analizar los hábitos de navegación del usuario.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información visitando nuestra Política de cookies. Acepto